martes, 16 de marzo de 2021

Un año que nos desafió y nos dejó muchos aprendizajes

¿Quién se iba a imaginar que podríamos atravesar un año como 2020? Probablemente nadie. El año pasado aprendimos a vincularnos de nuevas maneras, a desafiar la no presencialidad y a fortalecer el espacio de taller a través de la virtualidad

Diseñamos nuevas dinámicas y experiencias participativas para generar instancias de aprendizaje e inteligencia colectiva. Decidimos hacernos cargo de la nueva coyuntura de manera empática y repensarnos como taller. Aprendimos nuevas herramientas, claro, pero sabiendo que solo son un medio para conectarnos y no un fin en sí. Decidimos, entonces, poner el foco en trabajar la cercanía a pesar de las distancias. ¡Y nos salió muy bien!

A medida que fueron pasando los TPs nos fuimos soltando y decidimos hacer del taller virtual un espacio de encuentro y verdadero para compartir aprendiendo y aprender compartiendo. Hablamos de mucho más que diseño industrial y lo entrelazamos con todas nuestras sensaciones y sentimientos. Pudimos, incluso, alejarnos de las pantallas para trabajar manualmente y hacernos compañía para diseñar (los espacios áulicos también se diseñan) un nuevo entorno de aprendizaje. 

Estamos planeando un 2021 con muchas ganas y fuerza, siempre poniendo el norte en aprender sin dejar de divertirnos. Haciéndonos compañía y construyendo un espacio del que podamos estar orgullosxs. 

A modo de resumen, les compartimos un mini mini mini registro de lo que fue nuestro 2020. 
¿Nos acompañan este año? ¡Les esperamos!


Y no se olviden que pueden seguirnos en Instagram, en la cuenta @di2rondina 🙂



No hay comentarios:

Publicar un comentario